SIN OLVIDO CR√ćMENES EN LA HIGUERA

SIN OLVIDO CR√ćMENES EN LA HIGUERA
Author:
Genre: Política
Publisher: SUR editores
ISBN: 9789942035684
Los guerrilleros al mando del comandante Ernesto Che Guevara permanecieron en las proximidades de La Higuera durante los primeros d√≠as de octubre de 1967; el 6 llegaron a una quebrada, y debajo de una gran laja, cocinaron durante todo el d√≠a. Por la madrugada continuaron el camino. El Che escribi√≥: ‚Äú...Salimos los 17 con una luna muy peque√Īa y la marcha fue muy fatigosa. A las 2 paramos a descansar, pues ya era in√ļtil seguir avanzando...‚ÄĚ
About the Book

ANTECENTES DEL COMBATE DE LA QUEBRADA DEL YURO.

Los guerrilleros al mando del comandante Ernesto Che Guevara permanecieron¬†en las proximidades de La Higuera durante los primeros d√≠as de octubre de 1967; el 6¬†llegaron a una quebrada, y debajo de una gran laja, cocinaron durante todo el d√≠a. Por¬†la madrugada continuaron el camino. El Che escribi√≥: ‚Äú…Salimos los 17 con una luna¬†muy peque√Īa y la marcha fue muy fatigosa. A las 2 paramos a descansar, pues ya era¬†in√ļtil seguir avanzando…‚ÄĚ

La marcha fue en extremo difícil, porque el Chino (el peruano Juan Pablo Chang-Navarro Lebano) perdió sus espejuelos y se encontraba casi ciego y, en esas condiciones, casi no podía caminar. Varios de los guerrilleros estaban enfermos. La vegetación era dura y espinosa. Los precipicios, farallones y pedregosos senderos impedían la marcha nocturna. Aun de día las condiciones eran sumamente complicadas, porque se unía la falta de árboles, la vegetación casi sin hojas y la presencia de militares y espías por los alrededores.

En el √ļltimo p√°rrafo escrito por el Guerrillero Heroico en su Diario de campa√Īa el¬†7 de octubre, indic√≥: ‚ÄúEl ej√©rcito dio una rara informaci√≥n sobre la presencia de 250¬†hombres en Serrano para impedir el paso de los cercados en n√ļmero de 37 dando la¬†zona de nuestro refugio entre el r√≠o Acero y el Oro. La noticia parece diversionista‚ÄĚ.

Esta información fue divulgada por orientaciones del general Alfredo Ovando Candia, jefe de las fuerzas armadas de Bolivia para reforzar la orden que, desde finales de septiembre, impartió al Jefe de la VII División para que, antes del 5 de octubre, las unidades acantonadas en las cercanías de La Higuera se desplazaran hacia el área de los ríos Azero y Oro. Se aseguraba que los guerrilleros se dirigían hacia ese lugar.

El general Alfredo Ovando consideraba que a la guerrilla había que combatirla desde la periferia y a distancia, sin enfrentamientos frontales, que se debía aprovechar las circunstancias y el apoyo que estaban brindando los norteamericanos para entrenar y equipar adecuadamente al ejército. Opinaba que si se acababa con las guerrillas en esos momentos, cesaría la ayuda de Estados Unidos.

 

Theme by HermesThemes

Copyright © 2018 Sureditores. All Rights Reserved